JUAN MANUEL CHAMPI HUAMANÍ

EXPOSICIÓN INDIVIDUAL DE PINTURA

 DIMENSIÓN DEL CURANDERO”

                                     CULTO A LOS MAESTROS ANCESTRALES

La Mansión Eiffel tiene el honor de presentar la exposición individual de pintura del laureado artista arequipeño: Juan Manuel Champi Huamaní, maestro consagrado por su talento artístico y la trascendencia de sus obras, reconocido a nivel nacional e internacional.

La presente muestra, la concibe a partir de las vivencias de su infancia, desde la tierra natal de sus padres, Ichupampa – Provincia de Caylloma – Arequipa, cuyas experiencias formaron parte de su vida cotidiana, la misma que se materializa con sus investigaciones realizadas en diferentes regiones del Perú, en las que comparte nuevas experiencias con los Hamaut´as de hoy.

Champi explora elementos cargados de simbolismo e interpreta el sentido teleológico del ser humano, utilizando como motivación la cultura y el arte, aplicando contenidos históricos y sociales que van más allá de la estética, representando la concepción filosófica andina y un conocimiento místico ancestral de cuarta dimensión, incomprendido aún por la sociedad actual.

Como sociedad, si no somos capaces de observarnos desde el espectro antropológico de nuestra cultura, difícilmente podremos comprender el sentido teleológico de nuestra existencia. El artista   representa algunas cuestiones fundamentales que todo peruano debe saber para comprender su origen y destino:

¿De dónde venimos?                 ¿Hacia dónde vamos?

El enfoque sistémico sobre la dialéctica del universo planteada por los inkas, “establece que todo está conectado al todo y nosotros somos parte de ese todo”; tal es que, la organización social inkaika se estableció en función del orden cósmico. Dentro de este contexto se contemplan tres mundos para comprender nuestra cosmovisión andina, la misma que es entendida como: el “Hanan Pacha – Kay Pacha y Uku Pacha” y, esta visión cósmica está registrada en la Chakana, como nuestro distintivo científico.

Igualmente, espacios sagrados como los Apus, las Khochas y las Pakharinas, representan las divinidades equivalentes a los tres mundos, así como los espacios geográficos: Anti – Konti – Kolla y Chinchay, cuyos ocupantes, los animales, las plantas y los minerales tienen un orden jerárquico cuya misión es proteger, curar y sanar a través del ritual de sanación en el que se genera una sinergia entre los espacios, los elementos y el paciente que será sanado fisiológica y/o espiritualmente.

Este don de curar, lo adquieren las personas que heredan el conocimiento de generación en generación, quienes comprenden las leyes de la física cuántica. Estos maestros Hamauta´s o Hampi Kamayok, son conocidos hoy con el término peyorativo de Curandero. Y las plantas maestras como la Wachuma, Ayawaskha, el Saire y la Coca, ocupan un lugar místico y sagrado.

Este conocimiento milenario, está plenamente vigente e irónicamente quienes recurren al Hampi Kamayoc, son mayoritariamente extranjeros, por lo que se hace necesaria la protección del conocimiento ancestral, constituyéndose la presente muestra en un Registro Cultural.

                    Jhim Rodríguez Aragón                    Hilda Banda Aguilar                                   

                                   Director                                         Directora  – Curadora   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s